MESÍAS Y EL RETO DE SACAR DE LA POBREZA A CAJAMARCA SIN MINERÍA

Locales

Fecha de Publicación: abril 10, 2019 - 9:38 am Autor: Edgard Villaseca

Mantén informado a tus amigos ¡Comparte esta noticia con ellos!

Admitiendo que en cien días es poco lo que puede mostrar, y que en este lapso se ha dedicado a arreglar la casa dejada por la anterior gestión, el gobernador regional de Cajamarca, Mesías Guevara Amasifuén, se ha esmerado, a tiempo completo, en tender puentes con el Gobierno Central para agilizar presupuestos.

Si algo distingue al también presidente la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales son sus buenas relaciones con el Ejecutivo, que cultivó desde congresista, volviendo moneda corriente que por esta capital haya desfilado buen número de ministros, incluido la realización de un Gore Ejecutivo, con sucesivas visitas del presidente de la República, Martín Vizcarra, para pagar la deuda histórica que le tiene el Estado a Cajamarca.

Tras ocho años de gobierno del izquierdista Movimiento de Afirmación Social (MAS), Guevara se ha mostrado cauto en culpar de toda la desgracia de pobreza al líder Gregorio Santos, dedicándose a armar un variopinto equipo de funcionarios, para lo cual ha ‘desempolvado’ a cuadros de la vieja guardia del partido belaundista.

El jaenés, como político de raza que es, le ha impregnado ese tinte a su gestión, y para llevar la fiesta en paz ha preferido mantener a personal intermedio del MAS, pues ya tienen experiencia, incorporando profesionales de todas las tiendas políticas, aunque ello le haya costado severas críticas, porque directores de Vivienda, Salud, y Agricultura tuvieron que alejarse por no cumplir con los requisitos de ley; es decir, no hay un rígido filtro.

Con lenguaje conciliador, el gobernador se ha ganado la simpatía de la mayoría del Consejo Regional, en manos de Alianza Para el Progreso, y sin oposición de por medio, espera sacar adelante a la región, sin apoyarse en la minería, sino en el turismo, agricultura, salud y educación.

Mesías Guevara insiste en que el proceso de descentralización debe ser real, con transferencias presupuestales a los gobiernos regionales y locales, hacia ellos debe dirigirse la mirada del jefe de Estado.

Deslinde

Para el analista político Alberto Moreno, los cien días de su gobierno lo encuentran a Mesías Guevara en una clara disyuntiva de avanzar con la minería o dejarla en el camino, distanciándose de la base de su partido (Acción Popular) y de la población cajamarquina, que requiere urgente empleo e inversión.

Su propuesta de lucha contra la corrupción no ha dejado de ser, hasta ahora, un mensaje de campaña, ya en el poder ha mantenido casi la misma base del equipo dejado por el MAS.

El tema político debió ser su mejor adelanto de propuesta para saber realmente qué será importante, y luego de haber dicho que la minería no es prioridad en su gestión, no hay más sobre  lo que va a hacer para sacar a Cajamarca de las cifras de pobreza que lo ubican en el último lugar.

Acerca del tema de conectividad es poco lo que se ha podido anunciar de parte de la gestión entrante. Salvo el reinicio de la obra de El Empalme-Santa Cruz, la carretera de penetración a la selva vía Celendín-Balsas, no hay un solo anuncio. No olvidemos que en su plan de gobierno fue muy insistente en mejorar la conectividad de los pueblos de la región Cajamarca.

“Los proyectos encaminados dejados por el gobierno del MAS merecen denuncias no solo políticas sino penales en obras de saneamiento, agua y hospitales. Aquí el gobierno de Guevara  tiene que hacer un claro deslinde con el gobierno anterior, y de no hacerlo generará sospechas que la alianza del MAS no fue con Alianza Para el Progreso, sino con el ingeniero Mesías… solo él puede descartar si esos rumores son falsos”, sostiene Moreno.

No hubo cambios

Más drástico, el politólogo Henry Horna dijo que Guevara ha demostrado que es el tercer gobierno del MAS, no hubo ningún cambio sustantivo, un quiebre, una muestra que esta gestión sea distinta, está jalado.

En campaña acuñó el slogan “Primero la gente”, y hacer un gobierno sin corrupción, y trataba de desmarcarse del partido de Gregorio Santos. “Pero se ha rodeado de gente que no tiene capacidad, un gobierno de ciegos, tratando de buscar un horizonte, no tuvieron proceso de transparencia normal, dejaron a su gente, no tuvieron la capacidad de hacer un corte de personal, se dedican a pagar favores políticos”, asevera.

Con algo de benevolencia, el ex presidente regional, Gregorio Santos, dijo que cien días aún son pocos, porque los que han pasado por el gobierno son bastante responsables en analizar las gestiones de las autoridades regionales y locales. “Entiendo que aún está conociendo la administración pública, por sus grandes limitaciones que tiene en torno al conocimiento de la realidad regional, eso influye mucho, la región no se le recorre en cien días, no se conoce sus problemas”, afirma.

Trazará los lineamientos de su gestión

Gregorio Santos estimó que la gestión de Mesías Guevara está dentro de lo normal cuando una autoridad está empezando, de manera que como cajamarquino espera que estos cien días le sirvan para estabilizar la gestión, darle los lineamientos para tener buenos resultados. “Falta un largo tramo por recorrer y estoy seguro que el gobernador ejecutará los grandes proyectos que necesita Cajamarca”.

Mantén informado a tus amigos ¡Comparte esta noticia con ellos!

FUENTE: larepublica.pe - proactivo.com.pe
FECHA: 10-04-2019