JÓVENES COMUNEROS DE MICHIQUILLAY DENUNCIAN PLAN PARA PARALIZAR EXPLOTACIÓN MINERA

Locales

Fecha de Publicación: marzo 16, 2019 - 10:03 am Autor: Edgard Villaseca

Mantén informado a tus amigos ¡Comparte esta noticia con ellos!

Centenares de jóvenes de las comunidades donde debe desarrollarse la explotación minera de Michuiquillay protestaron contra organizaciones de comuneros antimineros, supuestamente dirigidos por agitadores pertenecientes a la organización de Santos Guerrero.

Ello dijeron que lo que se busca es paralizar el inicio de la explotación minera de Michuiquillay para evitar que otros proyectos de minería responsable puedan operar a corto plazo y de esta manera las posiciones extremistas contra la inversión minera dejen de tener protagonismo político en la zona.

“Santos y sus seguidores harán todo lo posible para obstaculizar el éxito del proyecto Michiquillay  y evitar que emerja un clúster de desarrollo que incluirá a los otros proyectos ubicados en la misma zona: Galeno, Quilish, Río Tinto, La Granja y Shahuindo, entre otras inversiones que suman alrededor de US$ 16,000 millones”, manifestaron jóvenes del campo muchos de ellos estudiantes de las universidades cajamarquinos en temas de minería y que se encuentran sin posibilidades futuras de trabajo , sí el boicot tiene éxito.

Después de más de 70 años de espera, Cajamarca ha dado un paso fundamental para su desarrollo. El proyecto Michiquillay, con una  inversión de US$ 2,500 millones, servirá para el renacimiento de esta región que, no obstante la gran riqueza mineral, está estancada, con los niveles más bajos de productividad y competitividad del país. Los jóvenes de Cajamarca ya se han puesto la camiseta de la minería. Saben que además de generar empleos directos e indirectos,  la actividad aporta al país en renta, divisas, canon, regalías e innumerables convenios voluntarios de cooperación con la comunidades.

En este contexto, la decisión de los jóvenes es crucial para el desarrollo de Michiquillay, porque podría terminar con la inercia en el cinturón de cobre del norte.  La materialización de Michiquillay posibilitará un efecto en cadena en el cinturón de cobre del norte por el efecto emulación: la gente comprobará cómo cambia la situación de las comunidades adyacentes con la inversión minera, y buscará hacer lo mismo.

Si el cinturón de cobre del norte estuviese en producción el país habría agregado un millón de toneladas más de cobre a la producción nacional (que actualmente es de 2.5 millones). La economía estaría creciendo sobre el 5% anual y muchos peruanos más ya no serían pobres. ¿Cómo entender, pues, la prédica de los antimineros del Perú? Como se aprecia, en la concreción del proyecto Michiquillay se juegan el futuro de Cajamarca y del Perú.

Mantén informado a tus amigos ¡Comparte esta noticia con ellos!

FUENTE: almanoticias.com
FECHA: 16-03-2019