ANÁLISIS: TRIUNFO ELECTORAL PARA LA REGIÓN CAJAMARCA SE DECIDE EN LA POBLACIÓN URBANA

Locales

Fecha de Publicación: septiembre 10, 2018 - 6:01 pm Autor: Edgard Villaseca

Mantén informado a tus amigos ¡Comparte esta noticia con ellos!

Nuestra región sigue abandonada a su suerte por sus congresistas y el gobierno central a pesar de tener el 37 por ciento de la cartera de inversión minera del país y que de aperturarse daría un gran salto Cajamarca en su lucha contra la pobreza que se acerca en las estadísticas al 50 % por ciento de cajamarquinos.

El desempleo es otro de los grandes problemas para Cajamarca, se calcula que en los últimos seis años Cajamarca ha perdido un poco más de 80 mil puestos de trabajo, y el crecimiento económico está muy por debajo de las regiones vecinas, justamente por la falta de inversión en el sector minero y la escaza atención al agro y la ganadería que soslayo en sus planes de gobierno el MAS, a pesar que representa el 55% del PEA..

El proyecto minero Michiquillay, con una inversión estimada en US$2.500 millones, ya tiene contrato firmado, y se calcula que comenzaría a operar en el 2022. Es el último megaproyecto minero que ha prosperado en la región. El de Conga, en cambio, está paralizado desde el 2012. Otros como Galeno, La Granja y Shahuindo están pendientes en la región

El MAS ,movimiento regional que lidera Gregorio “Goyo “ Santos aspira a tener un nuevo periodo de mandato en la región Cajamarca adicionalmente a los ocho que lleva actualmente, cuatro con el de gobernador regional y los cuatro bajo la dirección del actual primer mandatario de la región Porfirio Medina.

Como todo sabemos, en un largo proceso judicial que todavía no ingresa a la etapa oral, por causas hasta ahora no determinadas por el Poder Judicial, el líder máximo de esta agrupación política de izquierda Marxista, Maoísta tuvo una prisión  preventiva en un proceso por presuntos delitos de asociación ilícita y colusión simple y agravada, y  nunca pudo asumir el cargo. Su puesto fue asumido por su vicepresidente, Porfirio Medina Vásquez, quien hoy participa en la contienda electoral.

El otro  candidato importante y que obligaría a ir a  una segunda vuelta electoral es Absalón Vásquez Villanueva (Podemos por el Progreso del Perú), quien en las elecciones del 2014 quedó en tercer lugar. Vásquez, que fue ministro de Agricultura en el gobierno de Alberto Fujimori, intentará por tercera vez ocupar el sillón regional.

Mientras Acción Popular tiene como candidato regional a Mesías Guevara Amasifuén, quien fue congresista hasta el 2016. Es la primera vez que postula, y su campaña ha estado enfocada en las provincias del norte  de la región.

Jorge Rimarachín Cabrera, es otro de los candidatos, él fue separado del Partido Nacionalista y ahora representa a Democracia Directa, luego de romper su alianza política con el MAS de Santos.

El MAS ha centrado su trabajo en la ciudad buscando convencer a la zona urbana, sobre todo a la vieja militancia de izquierda y prometiendo mucho a las zonas periféricas de las zonas urbanas, esto como consecuencia del abandono de militantes que ha tenido el MAS frente al fracaso de su política promotora del agro y los ha conducido a una mayor pobreza.

Desde nuestra perspectiva, el campo está muy seriamente dividido entre las fuerzas que participan en este proceso electoral, quien logre convencer a la zona urbana de reactivar la economía y generar empleo puede ser la organización que triunfe en este proceso electoral, donde no las tiene aseguradas el MAS.

Mantén informado a tus amigos ¡Comparte esta noticia con ellos!

FUENTE: almanoticias.com
FECHA: 10-09-2018